• Creimerman Product Team

LATAM: Como el uso de las criptomonedas puede cambiar la vida cotidiana


Antes de la pandemia, la popularidad y valor de las criptomonedas ya empezaron a aumentar de manera rápida, sin embargo, las cuarentenas largas en conjunción con más tiempo libre para la mayoría significaron que más demografías, las cuales no tuvieron acceso ni oportunidad para investigar el mercado, pudieron involucrarse en el mundo de las criptomonedas y como consecuencia los precios y la popularidad de ese sector vieron un auge grande. Es posible que no estés familiarizado con el concepto, y dicho brevemente, una criptomoneda es una moneda digital, la cual está codificada específicamente para proteger a los datos a través de la encriptación de las transferencias de ellas. Estas monedas son volátiles, debido a eso, la mayoría de los inversores las guardan como inversiones en lugar de un método de pago, pero, como las criptomonedas siguen ganando atención entre las poblaciones generales, en un futuro cercano, podrían tener el potencial para cambiar el sector económico, donde más industrias se ven preparadas para ampliar sus operaciones para facilitar el uso de las criptomonedas en el día a día.

Con respecto a sus aplicaciones en el día a día, las criptomonedas podrían convertirse en algo común para nosotros en varias partes de nuestras vidas, y una región que exhibe ese potencial es Latinoamérica, donde la innovación y el desarrollo pionero hacen que sea un lugar importante. Por eso, hoy investigaremos dos ejemplos de cómo las naciones van implementando las criptomonedas en las transacciones de la vida cotidiana, las cuales podrían representar unas ideas pioneras en el movimiento para cambiar la manera en que transferimos bienes de capital.

Para proveer más contexto, se dice que Latinoamérica se aprovecha del potencial de las criptomonedas porque hay varias economías locales volátiles y tasas de inflación muy altas. Esto es muy interesante porque, en conjunción con la rapidez de las transferencias de capital implicada con esa forma de pago, ¿tal vez facilitare el potencial para recuperaciones económicas más rápidas en la región? Nuestros dos ejemplos deberían ayudarnos a contestar esa pregunta, el primer país que compartiremos es El Salvador, y después avanzaremos a Venezuela.

El Salvador

El mes pasado, el 7 de septiembre del 2021, aprobaron una legislación que hizo que Bitcoin (BTC) se convierta en una forma de pago legal, la cual significa que es el primer país del mundo hacer algo así. La moneda oficial es el Dólar estadounidense, un hecho importante porque es una de las monedas más estables y por lo tanto, podría ser interpretado como preparación para el futuro, ejemplificada por la promesa de unos US$30 de BTC para cada residente que descarga Chivo, su aplicación diseñada para ser un bolsillo de criptomonedas.

Como ya mencionamos, las criptomonedas no son estables, pero tienen varias ventajas, una de las cuales es la naturaleza descentralizada de las transacciones que hace que sean más seguras que cualquier otro método. Por lo tanto, es posible que esa idea, junto al uso de la moneda oficial del dólar estadounidense, pudiera ayudar a promover los usos más generales de las criptomonedas en la vida cotidiana. Sin embargo, las ciudadanías de El Salvador todavía no están acostumbradas a esa nueva legislación, y la mayoría de la población no tiene una cuenta bancaria, por eso, hay que esperar un poquito más a ver los beneficios verdaderos de ese paso para hacerles evidente.

Venezuela

La implementación del Bitcoin en Venezuela presenta otro ángulo a ese argumento. Para combatir la hiperinflación que sigue tomando lugar en el país, el gobierno tomó la decisión de usar las criptomonedas como catálisis para promover la estabilidad económica. Una cosa interesante para anotar es que esa instancia, en la medida que funciona, podría convertirse en un modelo a seguir para otros países que se encuentren en una crisis económica para limitar el punto máximo de las recesiones por usar las criptomonedas como respaldo. Las ciudadanías pueden convertir sus ahorros y monedas actuales al Bitcoin, y como ya mencionamos, cualquier criptomoneda será volátil, pero, en este caso, no más volátil que el Bolivar venezolano, un hecho que tal vez presente esa idea como más positivo que la de El Salvador donde la gente aún no está acostumbrada las criptomonedas. Sin embargo, una cosa cierta es que la región está tomando la iniciativa con unas legislaciones progresistas para abrir el camino hacia más desarrollo en la industria por todo el mundo en un futuro cercano.

Si querés saber más, ¡contáctanos hoy! En Creimerman, somos un equipo de ciudadanías globales, y proveemos a nuestros clientes un servicio personalizado para que podamos facilitar el éxito de sus actividades transfronterizas, y queremos que seas el próximo.

10 views