• Creimerman Product Team

La Guía para conseguir una Visa No-Lucrativa en España


España es uno de los mejores países en los que vivir. Un clima totalmente agradable, unos paisajes y sitios de ensueño, una calidad humana inigualable y una cultura singular, son algunos de los cuantiosos factores que convierten el territorio español como la elección más acertada para aquellos extranjeros que están considerando vivir en otro país durante un periodo de tiempo prolongado.


¿Cuál es el permiso de residencia o visado más adecuado?


Si tienes fondos suficientes y no estás pensando en realizar ningún tipo de actividad económica, el visado de residencia no lucrativa es la mejor opción para ti.


La residencia no lucrativa es una autorización legal que le permite a los extranjeros permanecer en España y circular libremente por cualquiera de los países de la UE, por un período inicial de un año sin realizar actividades laborales o profesionales al demostrar que disponen de medios económicos suficientes para sí y, de ser el caso, los miembros de su familia.


Además que, la primera y segunda renovación de la autorización de residencia no lucrativa tiene una duración de 2 años. Al momento de la tercera renovación se puede solicitar una residencia de larga duración, que ya en ese caso podría ser por tiempo indefinido, a pesar que la tarjeta de identidad de extranjero que demuestra el tipo de residencia deberá renovarse cada 5 años.


¿Cuáles son las ventajas de este tipo de residencia?


  • El solicitante no depende de otra persona para obtenerla: no tiene que depender de algún empresario que lo quiera contratar o de tener algún familiar que lo pueda reagrupar.


  • Existe la posibilidad de establecerse en España directamente con sus familiares: esta residencia puede ser concedida simultáneamente tanto al solicitante como a los miembros de su familia si demuestra la tenencia de medios económicos suficientes para todos ellos.


  • El tiempo de permanencia en España con la residencia no lucrativa se computa a efectos de obtener la nacionalidad española por residencia: constituye una de las ventajas más importantes, ya que, además de permitirte vivir de forma legal en el territorio Español, te da la posibilidad de obtener tu nacionalidad Española por arraigo.


Además, con relación a los ciudadanos latinoamericanos es preciso señalar que con tan sólo 2 años de residencia ya pueden optar a la nacionalidad española, es decir, que no se le aplica la regla general de 10 años para poder solicitarla.


  • No requiere realizar un gasto o una inversión en la economía española, como la Golden Visa; o pagar por adelantado un curso de estudios, como en el caso del visado de estudiante.

Al extranjero se le exige que cuente con medios económicos suficientes, pero sólo a los fines de demostrar su manutención y estancia para que no se constituya en una carga económica para el Estado español.


  • Permite estudiar y realizar prácticas universitarias, incluso las remuneradas: los extranjeros que cuenten con una residencia no lucrativa en España, a pesar de no poder trabajar, pueden perfectamente realizar prácticas universitarias.


  • Los fondos que se transferirán a una cuenta bancaria en España no serán “congelados” como, por ejemplo, en el caso de inversión para la solicitud de la Golden visa, sino se podrá disponer de ellos de forma libre durante la estancia en España.


  • Pasado el primer año de residencia existe la posibilidad de modificar la autorización hacia un permiso de trabajo si se cuenta con un proyecto profesional.


  • Permite viajar a todos los países del espacio Schengen sin visado durante su período de validez.