La Industria de Fintech de México está por despegar, y las oportunidades nunca han sido mejores