• Creimerman Product Team

La Constitución de Empresas en Ecuador: cómo comenzar una nueva oportunidad de negocios.

La combinación del interés del gobierno en atraer inversiones extranjeras, la existencia de recursos naturales aprovechables y la estabilidad de la moneda nacional con el dólar, genera la evidente oportunidad de comenzar a realizar negocios y con ello, la necesidad de constituir alguna empresa.


En este país, existen diferentes tipos de compañías para constituir empresas, pero los dos tipos de compañías mayormente utilizadas son la Sociedad Anónima y la Compañía de Responsabilidad Limitada.


Estas últimas compañías mencionadas deben tener representación legal en el país, domicilio fiscal en Ecuador y un capital mínimo de apertura. Además deben declarar mensual y anualmente impuestos.


Las compañías de responsabilidad limitada podrán tener como finalidad la realización de cualquier tipo de actos civiles, de comercio o mercantiles, con excepción de operaciones de bancos, seguros, capitalización y ahorros.


La compañía anónima es una sociedad cuyo capital, dividido en acciones negociables, está formado por la aportación de los accionistas que responden únicamente por el monto de sus acciones.


A fin de constituir aquellas, se recomienda utilizar el método online.

En palabras más específicas: mediante la constitución de compañías online de la Superintendencia de Compañías - http://www.supercias.gob.ec/portal/ - se realiza un proceso simple, rápido y de bajo costo.


A partir de la entrada en la mencionada página online, los accionistas deberán concederle el poder de un abogado a su representante legal, otorgándole permiso para formar la compañía en Ecuador.


El representante legal empezará el proceso y se registrará como usuario en el portal online, reservará la denominación de la empresa y proveerá toda la documentación requerida de la empresa: dirección fiscal/legal, el presidente, el director general, los accionistas, y los datos de la integración de capital en acciones o participaciones.


La aplicación va a incluir el estatus de la empresa, el propósito corporativo y las actividades adicionales que la empresa realizare.


Una vez que la aplicación es presentada, la notaría pública -escogida de acuerdo al domicilio de la compañía a constituir- la revisará y la aprobará.


El Presidente, el Director General y los accionistas deberán firmar la carta y los documentos correspondientes. Después, la notaría enviará la carta, los documentos y toda la información al Registro Mercantil, quien los revisa y si es aprobado, inscribirá la compañía.


Ya aquí, en esta etapa del proceso, la autoridad de impuestos le concederá a la empresa su número de identificación de impuesto (RUC) y la empresa ya estará legalmente incorporada.


Existen otras obligaciones que deben ser cumplidas por las cuales recalcamos la necesidad de ser asistidos por profesionales como el Creimerman Team, tales como: abrir una cuenta bancaria corporativa y depositar el capital mínimo de la compañía, registrar la compañía en la Administración de Seguro Social (IESS), y conseguir la licencia para actividades económicas, entre otras.

2 views0 comments

Your privacy is important for us and we will keep your information secure.

©2020 by Creimerman Law. All rights reserved.