• Creimerman Product Team

Global: Los programas de residencia por inversión que no se pueden perder



En primer lugar, hay que decir que el último año fue difícil para todos, y si pensaste en el potencial de reubicarse al extranjero para empezar de nuevo en un ambiente alternativo, no estarías solo. No es un secreto que hay varias maneras de reubicarse y obtener otro pasaporte, sin embargo, lo que se ve menos conocido es que no tienen que vivir en su país elegido para la segunda residencia por cinco años y hacer un proceso de naturalización entero. Hay muchas opciones a lo largo del mundo, y, en este artículo, queremos compartir algunas de las mejores de varios rincones del mundo, sin seguir un orden particular, para darse una idea del potencial en este sector, y tal vez para convencerse que esto podría ser la reubicación ideal para ustedes tras la pandemia.

Para hacer referencia a cuando mencionamos que pueden, en algunos casos, obtener la ciudadanía de un país sin vivir allí por mucho tiempo, lo que queremos decir es que hay varios programas para inversores quienes que usar sus bienes de capital para comprar una segunda ciudadanía en algunos de los países más hermosos del mundo. Sin embargo, la lista de los beneficios es mucho más larga que esto.

Santa Lucía

Una de las opciones más atrayentes para la ciudadanía por inversión se presenta en la forma de la isla caribe de Santa Lucía. Algunos de los factores más interesantes incluyen:

1. Inversión mínima de US$100.000, una de las inversiones más bajas entre las otras opciones disponibles

2. El procesamiento solo dura 3 meses, una recuperación rápida cuando tenemos en cuenta la duración de este proceso bajo otras circunstancias, por ejemplo, la ciudadanía por residencia

3. El gobierno introdujo un bono gubernamental en 2020 para solicitantes solteros, dicho capital será pagado 5 años después sin interés

Si quieren escapar a un clima mejor para lo que es, esencialmente, una donación, no hay que buscar en cualquier otro lugar. Con visados de entrada para 114 naciones incluso de la Zona de Schengen de la UE y el Reino Unido y la oportunidad de pasar el estatus de ciudadanía a las generaciones venideras, es claro que Santa Lucía parece un lugar idílico para reubicarse.

Dominica

Para esta opción, nos quedamos en el Caribe, sin embargo, lo que hace que Dominica parezca diferente a Santa Lucía es que su programa bien establecido es, de hecho, uno de los primeros del mundo para la ciudadanía por inversión para inversores adinerados. Algunos de los beneficios de invertir acá incluyen:

1. Rentabilidad, la inversión mínima también es US$100.000, la cual se presenta a la par de otros programas más baratos

2. La ciudadanía puede ser confidencial, no hay una obligación para declarar la doble nacionalidad

3. Hay una opción para invertir en las propiedades inmobiliarias y no donar al gobierno

Con respecto al último punto, por comprar una propiedad inmobiliaria con un valor mínimo de US$300.000, tendrían la oportunidad de guardarla tres años tras recibir el pasaporte antes de venderla para ver los potenciales rendimientos.

No solo esto, si no quieren hacer una reubicación completa, solo hay que pasar la mitad del año en el país para recibir los beneficios fiscales que vienen con la ciudadanía. Estos incluyen ningún impuesto de ingresos extranjeros ni impuesto de plusvalías, los cuales son otros factores atrayentes. La donación/inversión de US$100.000 tiene un periodo de procesamiento de tres meses y es suficiente para una familia, además de venir con visados de entrada para 152 países, más que Santa Lucía.

Turquía

Ahora podemos avanzar a una opción de otra parte del mundo, Turquía. Su programa comenzó en 2016 y desde entonces provee un camino a la ciudadanía para inversores extranjeros, y, como Dominica, una opción para la inversión en propiedades inmobiliarias de valor mínimo de US$250.000 más los honorarios adicionales incurridos durante el proceso. Algunos de los beneficios más interesantes son:

1. Hay el potencial para solicitar la residencia en los Estados Unidos a través de la Visa E-2 (Tratado de Inversionista)

2. Proceso de solicitud corto, entre 2 y 3 meses con la opción para ciudadanía permanente tras 6 meses

3. No hay una duración mínima anual con respecto al tiempo que tendrías que estar en el país


Otra cosa, es probable que las personas con un pasaporte turco tuvieren visados de entrada para la Zona de Schengen de la UE además de los 125 otros países a lo largo del mundo ya incluidos. Es claro que parece una inversión provechosa en un país con una historia cultural muy rica y un paisaje increíble, además de estar cerca a muchos otros países para explorar.

Si querés saber más, ¡contáctanos hoy! En Creimerman, somos un equipo de ciudadanías globales, y proveemos a nuestros clientes un servicio personalizado para que podamos facilitar el éxito de sus actividades transfronterizas, y queremos que seas el próximo.

6 views