• Creimerman Product Team

Estados Unidos: Los caminos para la residencia hacia una de las economías más grandes del mundo


Los Estados Unidos se sitúan en el continente de Norteamérica con dos países fronterizos, Canadá al norte y México al sur, pero como es una de las superpotencias que domina a escala global con respecto a su economía, no viene como una sorpresa que la nación se encuentre en uno de los lugares más deseados para los inversores y los expatriados de todo el mundo. Para seguir con ese tema de reubicación, este año, 2021, se presenta como una nueva oportunidad ideal para potenciales expatriados a trasladarse al extranjero debido a la naturaleza de la pandemia del COVID-19 y nuestras vidas cotidianas dinámicas. A pesar de esto y también la necesidad para la necesidad de nosotros sobre enfrentar un ambiente social y profesional imprevisto durante el último año y medio, nuevas oportunidades siguen apareciendo, y, al mismo tiempo, facilitan dichos deseos para los cambios de escenario para ustedes con ganas de trabajar puedan hacerlo desde un nuevo lugar remoto.

Para contextualizar el tema de hoy un poco más... Antes de compartir la información específica para hoy, una residencia es un permiso oficial otorgado a alguien de otra nacionalidad que le permite vivir y trabajar por una duración estipulada, en este caso, en Paraguay. La residencia puede ser temporal o permanente, y la diferencia entre los dos es que la primera se refiere a un periodo corto y la segunda es válida permanentemente y significa que podría quedarse indefinidamente y luego solicitar ciudadanía después del periodo requerido si desea esta. En el artículo de hoy, investigamos cómo obtener la residencia en los Estados Unidos, así como los documentos requeridos y costos de tal proceso. Específicamente, veremos cómo los inversores pueden obtener la residencia permanente o temporal a través de dos programas, además se hablará de una opción diferente la cual no se ve en muchos países, la Visa para Inmigrantes Diversos (DV).

EB-5 Visa de Inversionista (Permanente)

Una cosa para entender antes de que compartamos la información específica vinculada con esa opción, la residencia en los Estados Unidos se ve cara. Por lo tanto, mientras es una elección atrayente, no es ideal ni accesible para todos. Es por eso que la etapa de investigación es clave durante un proceso de este tipo porque hace su opción ideal más clara. Dicho esto, este camino hacia la residencia cuesta por lo menos US$900.000 en la forma de una inversión de una empresa aprobada por las autoridades estadounidenses. Uno de los beneficios más importantes es que recibirás una Tarjeta Verde no solo para vos, sino también para su pareja e hijos menores de 21 años. De los dos programas de inversión que compartiremos hoy, este es el único con el potencial para solicitar la ciudadanía tras un periodo de tiempo, un activo deseado en el mundo de la reubicación, lo cual tal vez justifica el precio alto.

E-2 Visa de Inversionista (Temporal)