• Creimerman Product Team

Colombia: Como las energías limpias revolucionan el transporte, y también la inversión


El transporte verde agrega otra perspectiva al problema del calentamiento global. En los Estados Unidos, más o menos 29% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la nación vienen como resultado de los vehículos, lo cual nos hace pensar en como podemos mejorar el precedente global desde nuestros propios países además de buscar nuevos modelos para la sostenibilidad medioambiental en la vida cotidiana. Una región donde las tecnologías innovadoras se emergen con respecto a la protección del medioambiente es Latinoamérica, y dentro de la región, Colombia se presenta como pionero del cambio en el sector del transporte para promover alternativas limpias. Esto se convertirá en el foco principal del artículo para hoy, apoyado por unos ejemplos específicos en Colombia, los cuales tienen una mirara hacia un futuro verde para todos nosotros como una comunidad global.


El primer ejemplo de la innovación colombiana viene de Bogotá, donde la sostenibilidad es clave para la longevidad de una metrópolis urbana como esta. La idea de una metrópolis hace referencia al desarrollo rápido de zonas residenciales, incluso de las regiones montañosas que podrían convertirse en lugares inaccesibles sin vínculos de transporte apropiados. El uso de teleféricos es solo un método para el desarrollo sostenible en la ciudad, el sistema conocido como TransMiCable tal vez representa el camino hacia un futuro más limpio, mientras al mismo tiempo presenta Colombia como un polo para inversión en el sector debido al potencial de ideas así para tener un impacto global en otras regiones de población alta donde los niveles de emisiones son demasiados.


La ciudad tiene 8 millones de habitantes, y ese numero solo va a crecer, lo cual nos lleva a otra iniciativa allí. Acabábamos de mencionar el impacto de la innovación tecnológica dentro de la industria del transporte, y el sistema de buses eléctricos llamado el Transmilenio es el epítome de este vínculo. Actualmente, este compuesto de 350 buses, los cuales se usan 2 millones de personas cada día, y con una ruta de 55km, con respecto a las emisiones, la red baja es el equivalente de la salida de gases peligrosos de 42.000 autos por año. Esto muestra el potencial para ampliar la operación a nivel regional y también internacional y valdrá la pena investigar si la inversión en la red podría ayudar la región a alcanzar sus metas de las Naciones Unidas más temprano.


Algunos ejemplos desde otras partes del país se manifiestan en las ciudades con poblaciones de tamaño medio, porque otro factor muy fácil a ignorar es la exigencia de zonas urbanas con poblaciones pequeñas. Sin embargo, esto podría convertirse en un error grave porque cualquier ciudad con habitantes implica que hay vínculos de transporte, y, sin cambiarlos y desarrollarlas, permanecerán como hotspots para emisiones de gases de efecto invernadero. Por favor vea abajo algunos de dichos ejemplos:


· Pasto: iniciativas para animar el uso de bicicletas para bajar los niveles de emisiones

· Montería: el sistema de M