• Creimerman Product Team

¿Cómo conseguir una visa de inversionista en Perú siendo un empresario extranjero?


El mandatario peruano, Francisco Sagasti Hochhausler, destacó el avance importante de Perú en los negocios, como consecuencia del crecimiento económico notable, reflejado en la estabilidad, la consolidación de infraestructura, la escasa inflación el bajo nivel de deuda que existe.


Creando un sistema financiero sólido y consiguiendo reducir la pobreza, aumenta la clase media con poder adquisitivo aumentando así también, las inversiones públicas y privadas. Uno de sus avances lo muestra en el aumento de su infraestructura en centros comerciales.

Uno de los negocios de auge es el gastronómico, dentro de lo que destaca el consumo de la bebida tradicional nacional.


El segundo negocio de éxito es el turismo. Sumándole a ello, el talento humano de la gente, siempre buscando superarse profesionalmente para contribuir al desarrollo del país en las diferentes áreas de producción.


Otro negocio de gran envergadura es el de reparación de computadoras, de esta manera, en Lima, los habitantes encuentran en los servicios de computación de la ciudad un espacio de reparación y mantenimiento confiable, seguro y garantizado, con personal técnico que tiene conocimientos y habilidades tecnológicas, siendo este negocio muy rentable.


En Lima también ha tenido mucho éxito como negocio, las cafeterías, que son una gran alternativa y están en el Top 15 de los negocios más rentables en Lima-Perú, sobre todo para los extranjeros que visitan la ciudad. Son un negocio relativamente fácil de abrir y no requiere mucha inversión, siendo muchos de estos espacios creativos e innovadores.


Evidenciándose los beneficios del marco económico, es menester mencionar el marco legal que resulta por demás favorable para la inversión extranjera.


En particular, es notable el trato no discriminatorio, ya que el inversionista extranjero recibe el mismo tratamiento que el inversionista nacional.


A ello se le suma el acceso sin restricción a la mayoría de sectores económicos, el libre movimiento de capitales, la libre competencia, la garantía a la propiedad privada, la libertad para adquirir acciones a nacionales, la libertad para acceder al crédito interno y externo, el acceso a mecanismos internacionales de solución de controversias.


Dentro también del marco regulatorio, se encuentra:


· El Convenio de Estabilidad Jurídica, en donde se le garantiza al inversionista la estabilidad de las regulaciones vinculadas al trato no discriminatorio, la estabilidad del régimen del Impuesto a la Renta, la estabilidad del derecho de usar el tipo de cambio más favorable disponible en el mercado, y la estabilidad del régimen de libre disponibilidad de divisas y del derecho de libre remesa de utilidades, dividendos y regalías.


· La Recuperación Anticipada del I.V.A, la cual otorga la devolución del Impuesto al Valor Agregado durante toda la etapa preproductiva del proyecto (duración mínima de 2 años) y es aplicable a todos los sectores de la actividad económica. El único requisito es que la inversión mínima debe ser de US$ 5 millones, excepto en la actividad agrícola donde esto no se exige.


Constituyendo uno de los países latinoamericanos más estratégicos a la hora de decidir invertir, Perú ofrece también la llamada Visa de Inversionista, lo que permitirá obtener una residencia permanente.


La condición para obtener aquella visa es la inversión de capital de $30,000 dólares en una compañía registrada en Perú, mediante una transferencia bancaria de una sola suma que se realizará a partir de una cuenta bancaria en nombre del solicitante de la visa de inversionista.

Además, un plan de negocios debe ser presentado para la empresa y certificado como viable por un economista certificado local.


Por último, el inversor debe comprometerse a emplear un mínimo de (5) personal local dentro del primer año de actividad.


Un visado de inversión es válido por (1) año y renovable si se demuestra que los compromisos se han cumplido durante este primer año.


Una persona extranjera con una visa de inversión no tiene derecho a trabajar en Perú, sino a residir en el país en su calidad de inversionista de negocios. Se requiere que este individuo esté presente en Perú por lo menos (183) días en el año -aunque la oficina de inmigración puede otorgar un permiso especial por tiempo extra fuera del país bajo ciertas circunstancias-.


En virtud de la existencia de los tantos componentes que conforman un proceso de solicitud de visado, tales como los requisitos legales, los costos y las fechas en las que debe realizarse, se recomienda ser asesorado por un abogado experto en inmigraciones que conozca y tenga larga experiencia en todo lo que involucra el procedimiento.


En Creimerman Law ofrecemos asistencia adaptada a las necesidades personales de quien busca incrementar sus ingresos mediante la inversión extranjera, ofreciendo servicios legales, de inmigración, financieros y administrativos, llevando adelante un proceso de control para la optimización del tiempo y el dinero.

3 views0 comments